Skip to content

Corredor T-MEC: el proyecto que conectará Mazatlán con Winnipeg, Canadá

El Grupo Caxxor está buscando inversores para hacer realidad el Corredor T-MEC, un ambicioso proyecto que conectará Mazatlán, Sinaloa con Winnipeg, Canadá

Corredor T-MEC: el proyecto que conectará Mazatlán con Winnipeg, Canadá

Corredor T-MEC: el proyecto que conectará Mazatlán con Winnipeg, Canadá

El Grupo Caxxor está preparando el Corredor T-MEC, un proyecto ferroviario que conectará el municipio de Mazatlán, Sinaloa, con Winnipeg, Canadá, con una inversión inicial de 3.300 millones de dólares.

El corredor T-MEC es uno de los mayores proyectos de infraestructura de la región de América del Norte, originado en el Tratado entre México, los Estados Unidos y el Canadá (T-MEC). Está patrocinado por el Grupo Caxxor, que actualmente está tratando de atraer capital para infraestructura y empresas para unirse al proyecto.

Este es un nuevo corredor comercial diseñado para mejorar la conexión entre el centro de Estados Unidos y el Océano Pacífico a través de las principales regiones industriales de México en los estados de Sinaloa, Durango y Nuevo León, así como a través de ciudades estadounidenses como Dallas, Chicago y Tulsa, dijo el presidente del Grupo Caxxor, Carlos Ortiz, en una entrevista con Milenio.

El empresario dijo que hasta el momento se ha avanzado en las aprobaciones de los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá para la ampliación del corredor T-MEC, que está previsto que comience en 2021 con la integración de un centro de exportación en Winnipeg, Canadá, y otro punto en el puerto de Sinaloa, Mazatlán.

El objetivo de estas acciones es hacer del Puerto de Sinaloa uno de los más importantes de América Latina en cuanto a actividad industrial se refiere, y permitir una inversión de mil millones de dólares.

La idea es movilizar 8 millones de contenedores a través de Mazatlán, cubriendo sectores como la industria automotriz, agrícola, manufacturera y energética.

El proyecto del Grupo Caxxor prevé una inversión de 2.700 millones de dólares en el primer trimestre del próximo año, de los cuales 400 millones de dólares se destinarán al centro de exportación de Winnipeg, 1.000 millones de dólares a parques industriales en México y otros 300 millones de dólares para consolidar un astillero en Mazatlán, y la primera fase de construcción, permisos y proyectos comenzará en el segundo trimestre de 2021.

El corredor T-MEC conectará a los tres países no sólo a través del Pacífico, sino también por vía férrea, para lo cual planean construir 87 kilómetros de vías que cruzarán la Sierra Madre Occidental desde Mazatlán, tarea que requerirá una inversión de más de 600 millones de dólares para hacerse realidad.

Carlos Ortiz dijo a los medios de comunicación mexicanos que varios empresarios ya han expresado su interés en invertir en esta obra, que permite el acceso directo a 7.115 km de vías y requiere al menos cinco años de trabajo.

Aunque existen otros corredores logísticos, como Panamá, el Presidente del Caxxor Grup destaca la importancia de la ubicación estratégica de los puertos mexicanos en el Océano Pacífico, por lo que considera que es fundamental desarrollarlos para fortalecer el valor industrial del país. En este sentido, este proyecto representa una fuerte atracción para los inversores.

También señaló que los principales inversores para el corredor T-MEC podrían provenir de los Estados Unidos, de sectores como las compañías de seguros, los fondos de pensiones y los inversores institucionales, ya que su perfil de riesgo y las condiciones de inversión son coherentes con las del proyecto.