Skip to content

La caída histórica del PIB y el comercio refleja el duro impacto de la pandemia en México

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó de que la actividad económica de México se redujo en un 19,9% en abril de 2020 en comparación con el mismo mes del año anterior

La caída histórica del PIB y el comercio refleja el duro impacto de la pandemia en México

La caída histórica del PIB y el comercio refleja el duro impacto de la pandemia en México

México – La caída del 19,9% del PIB en abril y el descenso del 56,7% de las exportaciones en mayo reflejan el impacto de la pandemia de coronavirus en México, país que inició una reapertura cautelosa en junio y que ya ha infectado a más de 200.000 personas y ha matado a 25.000.

Este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la actividad económica de México en abril de 2020 cayó en un 19,9% en comparación con el mismo mes del año pasado debido a la disminución de los sectores industrial y de servicios causada por la pandemia de coronavirus.

El Indicador de Actividad Económica Global (IGAE) es el resultado de la disminución de los sectores secundario (29,3%) y terciario (16,4%), mientras que el sector agrícola (1,8%) creció.

“Se trata de un descenso histórico, especialmente para los sectores industrial y comercial, que son muy sensibles al tema de las medidas sanitarias para contener la pandemia”, dijo Alejandro Saldaña, jefe de análisis económico del Banco Ve por Más.

De acuerdo con las cifras ajustadas estacionalmente, excluyendo los factores estacionales o de calendario, la IGAE -un indicador preliminar para varios sectores que muestra la tendencia o dirección que tomará la economía mexicana en el corto plazo- cayó un 17,3% en comparación con el mes anterior.

Mientras que el sector agrícola cayó un 6,4%, el sector de los servicios un 14,4% y la industria un 25,1%.

“El sector agrícola fue algo más resistente y se benefició del hecho de que se demandaron más productos básicos durante el ajuste de los hogares”, explicó Saldaña, quien señaló que no había pruebas de un descenso tan brusco en toda la historia de la IGAE, un indicador que comenzó en 1993.

Comercio

Los datos del cuarto y quinto mes del año reflejan plenamente el impacto de la pandemia de coronavirus en México y la orden del gobierno de detener las actividades no esenciales durante estos dos meses.

Además, el cruce de la frontera con los Estados Unidos, el socio comercial más importante de México, sólo se permitía para el transporte de bienes y productos básicos.

La parálisis global y la compleja situación de los Estados Unidos y Europa han golpeado duramente al comercio mexicano.

En mayo, las exportaciones cayeron un 56,7% y las importaciones un 47,1%, resultando en un déficit comercial de 3.523 millones de dólares para México.

Lo que la balanza comercial nos muestra, a medida que las exportaciones de petróleo y no petróleo cayeron, es que hubo una debilidad económica global que continuó en mayo”, dijo el analista.

Las importaciones, continuó, reflejan tanto la debilidad del sector industrial como la debilidad de los bienes de consumo e incluso de los bienes de capital, que “están relacionados con el ritmo de las inversiones”.

Previsiones graves

El producto interno bruto (PIB) de México cayó un 0,3% interanual en 2019 debido a la contracción de la actividad industrial, mientras que se contrajo un 1,4% en el período comprendido entre enero y marzo de 2020 después de que la pandemia diera las primeras señales de una desaceleración económica mundial.

En un contexto de estancamiento económico, la pandemia de coronavirus sólo ha catapultado a la baja los pronósticos de crecimiento económico de México.

Una de las predicciones más difíciles es la del Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé que la economía mexicana se contraerá un 10,5% este año.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, dijo el miércoles que el pronóstico del FMI de una contracción era “muy pesimista” ya que espera una rápida recuperación.

Este es sin duda el trimestre más difícil: Abril, mayo y junio. Abril, mayo y junio”, admitió el presidente.

Y después de la desaparición de más de un millón de empleos formales en tres meses, dijo que no habrá más pérdidas de empleos en “Julio”.

Las estimaciones de Ve Por Más hasta la fecha predicen una disminución del 7,1% del PIB en 2020, aunque también dibujan un “escenario alternativo” de más del 10%, según el FMI.

Asumen que la recuperación económica de México en 2021 será mínima, con un aumento de apenas el 1,8%.

En junio, cuando el país comience una cautelosa apertura económica y social, se espera que la disminución del PIB sea menos severa.

Según Saldaña, la entrada en vigor del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) el 1 de julio no tendrá efectos positivos a corto plazo, aunque es una oportunidad para atraer inversiones mientras haya certeza.