Skip to content

Los países de América del Sur se ponen de acuerdo sobre los esfuerzos para revivir las economías

- Los países miembros de Prosur también resolvieron hacer progresos en la repatriación de conciudadanos que se han quedado aislados en el extranjero

Los países de América del Sur se ponen de acuerdo sobre los esfuerzos para revivir las economías

Los países de América del Sur se ponen de acuerdo sobre los esfuerzos para revivir las economías

Los países del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) acordaron el martes unir esfuerzos para reactivar la economía afectada por el coronavirus en la región y promover el empleo y la inversión, según un comunicado emitido por el bloque en Chile.

Los líderes de los estados miembros de Prosur sostuvieron una videoconferencia con el presidente chileno Sebastián Piñera, quien ocupa la presidencia de Pro-Temport desde marzo de 2019. En la videoconferencia, expresaron su preocupación por la crisis económica que enfrenta la región debido a la pandemia que hasta ahora ha causado más de 30.000 muertes en América Latina.

En vista de estas sombrías perspectivas, los Jefes de Estado anunciaron que crearían un grupo de trabajo compuesto por los ministerios de finanzas de los países sudamericanos que forman el bloque.

La pandemia COVID-19 provocaría una caída del 5,2% del PIB en la economía sudamericana este año, ya que sus exportaciones se ven gravemente afectadas por la disminución de la actividad china, según el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Los países miembros de Prosur también decidieron avanzar en la repatriación de conciudadanos aislados en el extranjero y en la reapertura de las fronteras, con las precauciones sanitarias necesarias y en el momento que se considere oportuno.

Prosur está compuesto por los países más afectados por la pandemia: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Bolivia, Paraguay y Uruguay también participan en estas reuniones, con mucho menos castigo.

El bloque fue creado en Chile en marzo pasado para reemplazar a la casi extinta Unasur. Excluye a Venezuela, tras una decisión de los gobiernos conservadores de sus miembros que cuestionan la legitimidad del gobierno socialista del Presidente Nicolás Maduro.