Skip to content

Tres consejos para tu pensión, para que no te equivoques.

Siga estos consejos para que cuando llegue el momento de retirarse no tenga problemas y no se retrase

Tres consejos para tu pensión, para que no te equivoques.

Tres consejos para tu pensión, para que no te equivoques.

Uno de los momentos más esperados por muchas personas que han trabajado durante varios años es cuando llega el momento de jubilarse, lo que está vinculado a recibir una pensión. Si la persona se ha encargado de aumentar sus ahorros a lo largo de su vida productiva, lo más probable es que reciba una buena suma.

No es tan fácil llegar a este punto como se podría pensar porque hay muchos problemas que la gente puede enfrentar cuando llega a este punto, puede que no haya ahorrado lo suficiente y por lo tanto la cantidad que recibirán como pensión será muy baja y puede que no sea suficiente para cubrir sus necesidades básicas.

La prevención y la anticipación pueden ser dos maneras de evitar esto. Como empleado, primero debe registrarse en una Afore, que es responsable de la gestión de los recursos. Revisar regularmente los rendimientos que proporcionan y tratar de mantenerse en la cima puede ser un punto clave para lograr una buena pensión.

Otra cosa importante que los empleados pueden hacer, y que sólo depende de ellos, es ahorrar en su Afore. Esto significa que usted hace contribuciones voluntarias para que su dinero crezca, lo que al final se reflejará en el monto de su pensión, ya que puede ser mayor de lo que usted había imaginado.

Tres consejos que siempre debes tener en cuenta:

Estos consejos ayudarán al empleado a la hora de solicitar una pensión. También pueden ser útiles si hay algún problema, por ejemplo, si su pensión no está bien calculada o si su historial de empleo no muestra una empresa a la que haya contribuido.

1. Guarde las nóminas de todos sus trabajos

Este punto se refiere al hecho de que debe guardar un archivo de las nóminas de cada trabajo que realiza, que le han sido entregadas por la empresa, ya que contienen información importante como la cantidad de su salario.

Si ha recibido un descuento en un préstamo de su empresa o de otra institución, como Fonacot, también encontrará esta información en sus nóminas.

En la actualidad, muchos lugares de trabajo tienen la opción de enviárselo directamente por correo electrónico con una periodicidad semanal, quincenal o mensual, según el caso. También puedes tenerlo escaneado, en forma física o en formato PDF. Es importante que siempre tengas al menos la primera y la última copia.

2. Mantener actualizadas las semanas de cotización

Para que un empleado tenga acceso a una pensión, es necesario que mantenga las semanas de cotización en el momento de la jubilación. Como empleado, debe asegurarse de que la empresa para la que trabaja le ha inscrito en la seguridad social y de que paga las cotizaciones exigidas por la ley.

Ahora puede acceder a esta información; para conocerla, debe solicitar un certificado de semanas de cotización, en el que puede ver todos los trabajos en los que ha trabajado, el tiempo que estuvo registrado allí y la información sobre su salario con el que estuvo registrado. Este certificado le permitirá conocer el número total de semanas que ha aportado, y si encuentra algún error, puede hacer una aclaración para no tener problemas cuando se jubile.

3. Revise su estado de cuenta bancaria

Es importante que siempre trate de guardar sus estados de cuenta bancarios, los cuales deben llegar a su casa tres veces al año.

En sus estados de cuenta bancarios encontrará información como su número de seguro social, CURP, RFC, etc. Aunque haga contribuciones voluntarias a su Afore, es importante que guarde todos los recibos que reciba con cada donación. Aunque parezca un poco complicado, puedes asignarlos a una carpeta especial para archivarlos.