Skip to content

Al menos 106 ataques contra los defensores de los derechos humanos en Venezuela fueron denunciados durante COVID-19

Este mismo miércoles, el gobierno de Nicolás Maduro fue acusado por la ONU de violar los derechos humanos de los ciudadanos en general y considera que han cometido "crímenes contra la humanidad".

Al menos 106 ataques contra los defensores de los derechos humanos en Venezuela fueron denunciados durante COVID-19

Al menos 106 ataques contra los defensores de los derechos humanos en Venezuela fueron denunciados durante COVID-19

Caracas, Venezuela – El Centro de Defensa y Justicia (CDJ) denunció este miércoles que al menos 106 defensores de los derechos humanos en Venezuela han sido atacados en medio de la emergencia decretada por el gobierno de Nicolás Maduro para enfrentar la pandemia causada por el nuevo coronavirus ( COVID-19 ).

La ONG dijo en un informe publicado hoy: “Del total de acciones documentadas y verificadas por el CDJ, 106 ocurrieron durante el estado de alerta decretado el 13 de marzo de 2020.

Además de estos 106 ataques, se descubrieron otros 51 entre el 1 de enero y el 13 de marzo, lo que eleva el número total de ataques a 157, según un primer informe del mismo CDJ de julio pasado.

En su último informe, la ONG afirmó que “las principales modalidades de los ataques documentados fueron actos de estigmatización (67), seguidos de actos de intimidación y acoso (18) y, en tercer lugar, ataques digitales (10) contra cuentas y sitios web de organizaciones de derechos humanos”.

Según el informe, los principales agresores fueron funcionarios del estado (56%), medios de comunicación del gobierno (22%) y agencias de seguridad (11%).

La organización también insistió en la necesidad de “trabajar en la creación de un entorno propicio y seguro” que garantice la defensa de los derechos humanos “sin obstáculos indebidos y sin temor a ser víctima de agresiones o represalias”.

En este contexto, el CDJ señaló que la mayoría de los ataques se llevaron a cabo “bajo el llamado a la acción de la rabia bolivariana”, una petición pública en defensa de la llamada revolución bolivariana que convirtió a sus seguidores en Maduro.

Según el CDJ, esto demuestra “que la defensa de los derechos humanos en Venezuela es una tarea de alto riesgo.

La ONG añadió en el informe: “Subrayamos nuestra preocupación por este tipo de práctica, ya que la agresión contra los defensores de los derechos humanos suele ir precedida de discursos caracterizados por la incitación a la violencia y el odio”.

FIRMA EN NUEVO INFORME DE LA ONU

El gobierno de Nicolás Maduro también es advertido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que está violando los derechos humanos de los ciudadanos en general y considera que desde 2014 se han cometido “crímenes de lesa humanidad” por parte de las autoridades, según un informe publicado el miércoles.

Los delitos más frecuentes cometidos por las fuerzas de seguridad desde 2014 son las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias y la tortura, principalmente contra manifestantes, ciudadanos que se resisten o son percibidos como tales y presuntos delincuentes.

A los efectos de la redacción del informe de las Naciones Unidas, se examinaron 2.500 incidentes relacionados con 4.600 asesinatos cometidos por las fuerzas de seguridad, que se consideraron “ejecuciones extrajudiciales”.

Además, según la información de diversas fuentes utilizada para preparar el documento, en los últimos seis años se han registrado 3.479 casos de detención arbitraria por motivos políticos.

Los principales organismos involucrados en los crímenes son

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) y en particular las Fuerzas Especiales (FAES), el Servicio de Inteligencia Nacional (SEBIN), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y el Ejército Nacional Bolivariano (FANB) incluyendo la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).