Skip to content

Cabo Verde recibe una solicitud de EE.UU. para extraditar al testaferro de Maduro

Alex Saab fue detenido el 12 en Cabo Verde en respuesta a una solicitud de los Estados Unidos mediante una "alerta roja" de la Interpol por delitos de blanqueo de dinero

Cabo Verde recibe una solicitud de EE.UU. para extraditar al testaferro de Maduro

Cabo Verde recibe una solicitud de EE.UU. para extraditar al testaferro de Maduro

Praia – Cabo Verde ya ha recibido la solicitud formal de extradición de Estados Unidos del empresario colombiano Álex Saab, acusado de ser testaferro del presidente venezolano Nicolás Maduro, fuente del gobierno caboverdiano, confirmada hoy a Efe.

La Procuraduría General de la República (PGR) recibió este lunes la solicitud de extradición del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, dijo la fuente a Efe en Praia, la capital de este estado insular de África Occidental.

Saab fue arrestado el 12 de diciembre del año pasado en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal (el principal aeropuerto de Cabo Verde) en respuesta a una solicitud de los Estados Unidos, que se emitió a través de una “alerta roja” de la Interpol por delitos de blanqueo de dinero.

La fiscalía tiene ahora 65 días, a partir del 12 de junio, para responder a la solicitud de los EE.UU.

“La respuesta de la PGR consistirá en una opinión jurídica sólida dirigida al Gobierno de Cabo Verde, que tomará su decisión”, dijo la misma fuente cercana al juicio.

Sin embargo, añadió: “La decisión final será tomada por el Tribunal de Apelación de Barlavento, que opera en la isla de San Vicente, y la defensa también puede apelar al Tribunal Supremo (STJ)”.

INDEPENDENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE CABO VERDE

La fuente dijo estar “un poco preocupada por la politización del caso por parte de los abogados de Alex Saab en la prensa caboverdiana”, temiendo que esto “pueda influir en la opinión de los tribunales de Cabo Verde, que no aprecian la interferencia política en sus acciones”.

El ejecutivo caboverdiano, subrayó, ha mantenido una posición de “total distanciamiento en relación con este caso”, que permite al poder judicial hacer su trabajo de manera independiente.

Aunque confiaba en que la decisión final sería favorable a la extradición, la fuente dejó abierta la posibilidad de una decisión judicial en su contra y, en este caso, los Estados Unidos “podrán entender esta decisión”, sabiendo que en Cabo Verde “los tribunales actúan con independencia (…) sin interferencias del poder político u otros intereses”.

Sobre los aspectos diplomáticos del caso, aclaró que “los Estados Unidos no trataron de influir en la decisión a su favor”, mientras que “la presión de Venezuela fue intensa”.

Tras el arresto del supuesto testaferro, Venezuela dijo que Saab era un ciudadano venezolano y un “agente del gobierno” que estaba “en tránsito” en Cabo Verde para regresar al país.

Este lunes, la defensa de Saab presentó un nuevo “habeas corpus” (el derecho de un detenido a comparecer ante un juez o tribunal para decidir si su arresto fue legal o no y si debe ser liberado o detenido), alegando que su cliente fue “detenido ilegalmente”.

La semana pasada, el STJ rechazó otro “habeas corpus” presentado por Saab para obtener su liberación, argumentando que este caso judicial era “inútil” para la adopción de su decisión.

La defensa solicitó la anulación de una sentencia de un tribunal de la isla septentrional de Sal que había detenido al presunto testaferro el 14 de junio.

La prisión preventiva fue confirmada más tarde por un tribunal superior, el Tribunal de Apelación de Barlavento en la isla norteña de San Vicente, y el STJ se negó a dictar un fallo sobre el hábeas corpus. El abogado de

Saab, José Manuel Pinto Monteiro, dijo recientemente a Efe que el empresario “tiene derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela en tránsito por Cabo Verde”.

A pesar de que se contuvo en Colombia, el nombre de Saab apareció en los medios de comunicación cuando la ex fiscal venezolana Luisa Ortega lo acusó de ser uno de los testaferros de Maduro en 2017.

REGISTRO DE 350 MILLONES DE DÓLARES

Saab, que nació en la ciudad colombiana de Barranquilla y es de origen libanés, está asociado con varias empresas, entre ellas el Grupo Grand Limited (GGL), al que se acusa de suministrar al régimen de Maduro alimentos a precios excesivos y suministros para los comités de abastecimiento y producción del gobierno local (CLAP).

Un funcionario del gobierno de EE.UU. dijo en julio de 2019 que el empresario colombiano y tres de los hijastros de Maduro aparentemente habían ganado “cientos de millones de dólares” con los CLAPs dados a los más pobres.

El pasado mes de julio, Washington también presentó cargos contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, acusados de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados por el sistema de control de cambio en Venezuela.

Según los Estados Unidos, Saab y Pulido conspiraron con otros entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015 para lavar y transferir sus ganancias ilícitas de Venezuela a cuentas bancarias de EE.UU., por lo que Washington está a cargo del caso.

Su detención se produjo después de que la Fiscalía General de Colombia impusiera medidas cautelares el 9 de abril para expropiar ocho propiedades que iban a pasar a formar “parte de los activos ilegales de Saab”.

Según la Procuraduría General de la Nación, estas propiedades tienen un valor de 35.000 millones de pesos (unos 9,7 millones de dólares) y están ubicadas en Barranquilla.