Skip to content

El Vaticano confirma el caso de Covid-19 dentro de la residencia del Papa Francisco

Durante la semana el Vaticano también reportó la infección de coronavirus de 11 guardias suizos que están a cargo de la seguridad del Papa Francisco y la Santa Sede

El Vaticano confirma el caso de Covid-19 dentro de la residencia del Papa Francisco

El Vaticano confirma el caso de Covid-19 dentro de la residencia del Papa Francisco

Ciudad del Vaticano – El Vaticano informó que alguien que vive en la misma residencia vaticana que el Papa Francisco dio positivo para el coronavirus, sumándose a los 11 casos de COVID-19 entre los guardias suizos que lo protegen.

El Vaticano anunció el sábado que el residente de la Domus Sanctae Marthae se ha trasladado y aislado temporalmente, al igual que todos los que han tenido contacto directo con él.

El lugar sirve como residencia para los sacerdotes del Vaticano, así como para el clero y los laicos visitantes. Francisco decidió vivir allí permanentemente después de su elección en 2013, evitando el Palacio Apostólico porque dijo que necesitaba estar rodeado de gente común. La residencia tiene un comedor común y una capilla donde Francisco celebra la misa todas las mañanas.

A la edad de 83 años y si parte del pulmón es removido a la edad de 20 años debido a una enfermedad, el Papa estaría en alto riesgo de sufrir complicaciones por COVID-19.

La semana pasada, el Vaticano confirmó una acumulación de 11 casos en la Guardia Suiza, el pequeño ejército de jóvenes suizos que sirven como guardias ceremoniales en las misas papales, vigilando las puertas de la Ciudad del Vaticano y protegiendo al Papa.

El gobierno del Vaticano ha impuesto el uso de la barbijo en todo su territorio, incluyendo el exterior, y en todas sus sedes extraterritoriales, territorios romanos y edificios de los que es responsable.

El miércoles pasado, el Papa Francisco no usó la barbijo ni siquiera durante la Audiencia General con los fieles, y se le vio con ella sólo una vez, en un coche que lo transportó dentro de los muros de la Santa Sede.

El miércoles, sin embargo, por primera vez, el Pontífice se negó a saludar a los fieles al principio y al final de la audiencia, se disculpó por no estar cerca y les pidió que respetaran los protocolos de salud contra el coronavirus.