Skip to content

La oposición argentina pide que se investigue la muerte de niñas argentinas de 11 años en Paraguay

Las niñas murieron a principios de septiembre en dos enfrentamientos armados cerca del campamento principal de la guerrilla del EPP en el departamento de Concepción.

La oposición argentina pide que se investigue la muerte de niñas argentinas de 11 años en Paraguay

La oposición argentina pide que se investigue la muerte de niñas argentinas de 11 años en Paraguay

Buenos Aires, Argentina – Miembros de la coalición opositora argentina Juntos por el Cambio pidieron una “investigación exhaustiva” sobre la muerte de dos niñas argentinas de 11 años durante un conflicto armado en Paraguay, luego de que el gobierno pidiera oficialmente al ejecutivo paraguayo que aclarara los hechos.

En un comunicado, los legisladores de Juntos por el Cambio, bloque que incluye al ex presidente Mauricio Macri (2015-2019), consideraron que “los procedimientos han sido confusos hasta ahora, dejando muchas dudas y preguntas” sobre la muerte de las niñas argentinas.

El gobierno de Paraguay culpó al grupo guerrillero del Ejército Popular Paraguayo (EPP) por el uso de menores en sus filas, incluyendo a las dos niñas que murieron, e insistió en que murieron en “un enfrentamiento total con las fuerzas armadas”.

Las niñas fueron asesinadas el 2 de septiembre en dos enfrentamientos armados cerca del principal campamento guerrillero en una zona boscosa del departamento de Concepción.

El ejecutivo paraguayo también afirma que eran hijas de líderes del PPE y que crecieron en Argentina, mientras que los conflictos con esta guerrilla continúan en Paraguay, ya que el PPE secuestró al ex vicepresidente paraguayo Oscar Denis la semana pasada y aún no lo ha liberado.

Con respecto a la muerte de las niñas, la oposición argentina también protestó contra las palabras de un coronel de las fuerzas armadas paraguayas, Héctor Grau, quien dijo que en Argentina había “jardines de infantes” para niños que luego eran utilizados como guerrilleros.

Los diputados de la oposición subrayaron que “este es un hecho muy grave que requiere una investigación exhaustiva. Los Estados tienen el deber de establecer mecanismos de prevención y protección para los niños y jóvenes a fin de evitar cualquier tipo de violencia o violación de sus derechos humanos”.

Además, recordaron que el Gobierno del Paraguay dijo primero que dos jóvenes habían muerto y que luego, a través del Registro Nacional de Personas de Argentina (Renaper), se estableció que tenían 11 años y eran argentinos.