Skip to content

Andrés Manuel López Obrador presume de un nuevo acuerdo sobre el agua con los Estados Unidos

Durante la conferencia de la mañana del 22 de octubre, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador agradeció al gobierno de Donald Trump y a Mike Pompeo, Secretario de Estado de EE.UU., por las nuevas actas firmadas para la distribución de agua.

Andrés Manuel López Obrador presume de un nuevo acuerdo sobre el agua con los Estados Unidos

Andrés Manuel López Obrador presume de un nuevo acuerdo sobre el agua con los Estados Unidos

México – El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró la nueva Ley de Aguas (Ley 325), que las autoridades mexicanas hicieron cumplir con las autoridades de EE.UU. después de los conflictos por el vital líquido en el estado de Chihuahua.

Andrés Manuel López Obrador había insinuado que la conferencia de esta mañana sólo serviría para responder a las preguntas. Sin embargo, en vista del importante acuerdo firmado por ambos países, invitó a la jefa de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Elena Jiménez Cisneros, a Roberto Velasco Álvarez, Director General para América del Norte del Ministerio de Relaciones Exteriores, y a Marcelo Ebrar, Secretario de Relaciones Exteriores, a informar sobre la nueva ley de intercambio de aguas.

Protocolo 325

Según la información presentada por Roberto Velazco Álvarez durante la Conferencia de Presidentes Mexicanos, los acuerdos sobre el ciclo del agua entre los Estados Unidos y México se denominan protocolos. En este caso, se supone que se redactó la Ley 325, que entró en vigor ayer (21 de octubre).

La negociación de la Ley 325 es importante porque se deben respetar los acuerdos que México ha celebrado con los Estados Unidos sobre el suministro y la recepción de agua.

En virtud del acuerdo ya establecido, México debe suministrar una cuarta parte del agua que recibe de los Estados Unidos en un plazo de cinco o hasta 15 años; sin embargo, el anterior gobierno federal no cumplió con el suministro de agua, por lo que el actual gobierno se vio obligado a buscar un nuevo acuerdo para iniciar un nuevo ciclo de suministro y recepción de agua con los Estados Unidos.

Según Velasco Álvarez, México se encuentra en el ciclo 35 de entrega de agua (es el ciclo 34 en el que no se ha respetado la entrega de agua).

La Ley 35 se completará con éxito utilizando parte de las aguas de propiedad mexicana en las presas internacionales.

En la Ley 325, los Estados Unidos se comprometen a ayudar a México por razones humanitarias en el suministro de agua potable para su uso en las comunidades fronterizas, ya sea debido a la sequía o a fallas en el sistema hidráulico.

Marcelo Ebrard, Blanca Jiménez, Humberto Marengo y Alicia Kerber participaron directamente en las negociaciones de la Ley 325.

Por último, Velasco Álvarez reconoció que, a diferencia de una situación similar en el pasado, México no tenía que pagar una multa por incumplimiento del suministro de agua. Además, se afirmó que se seguiría extrayendo agua de la presa de Luis L. León (El Granero) hasta el 19 de noviembre, pero que esa agua no se entregaría a los Estados Unidos, sino que sustituiría el agua utilizada en las presas internacionales (que se utilizaba para cumplir el acuerdo) y garantizaría el abastecimiento de la población mexicana con el líquido para el consumo.

Conflicto por el agua en el norte de México

Roberto Velasco explicó que el gobernador de Chihuahua tiene interés en las próximas elecciones para asegurar que las ciudades y municipios del norte de México tengan suficiente agua.