Skip to content

Buscando una participación política sustancial de las mujeres en México

Las nuevas reformas sobre paridad y violencia política de género contra las mujeres buscan otorgar una participación política real a las mujeres mexicanas para transformar las relaciones de poder en la política

Buscando una participación política sustancial de las mujeres en México

Buscando una participación política sustancial de las mujeres en México

México – El Senado de la República de México, a través del Instituto Belisario Domínguez, organizó un seminario web con expertos en estudios de género y con la Senadora Malú Mícher para discutir la violencia y la discriminación en el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres de manera histórica hasta las más recientes reformas en materia de violencia política y paridad sustantiva.

Lorena Vázquez Correa y Martha Patricia Patiño Fierro, autoras del libro de trabajo “Violencia política contra las mujeres y paridad de género: de la presencia en el poder a la transformación política”, abrieron el seminario web con su disertación

Lorena Vázquez Correa y Martha Patricia Patiño Fierro.

El objetivo del documento mencionado, del que son coautores, es analizar las reformas legales sobre la violencia política contra la mujer por motivos de género y paridad, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 13 de abril de 2020.

Para ello, se abordan las cuestiones de cómo se conceptualiza y tipifica el delito; qué sanciones penales y político-electorales se justifican; qué facultades se otorgan a las autoridades electorales para prevenir, atender, sancionar e indemnizar a las víctimas; qué elementos del principio constitucional de paridad entre los géneros de 2019 se regulan y, de manera más general, cuáles son las características del nuevo marco jurídico y los posibles desafíos en su aplicación que constituirán un avance en la construcción de una democracia basada en la paridad.

Reformas

La senadora Martha Lucía Mícher Camarena, Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, compartió su experiencia personal en la negociación de las reformas de paridad y la violencia política, la primera desde el Senado de la República y la segunda desde la Cámara de Diputados.

La Sra. Camarena explicó que ambas reformas, que implican más de un año de trabajo legislativo, son muy importantes en términos de violencia política y paridad. Explicó que son importantes para lograr la igualdad de derechos de la mujer en nuestro país y garantizar su derecho a participar en la política en igualdad de condiciones.

El documento de los investigadores del Instituto Belisario Domínguez se refiere al hecho de que las mujeres han estado expuestas a diversas formas de violencia y discriminación en el pasado cuando ejercían sus derechos políticos y electorales.

Según Lorena Vázquez y Martha Patiño, si bien en las últimas décadas se han utilizado con éxito mecanismos institucionales (como las cuotas de género y el principio de paridad) para aumentar la representación de las mujeres en los espacios públicos de toma de decisiones, el aumento de la incidencia de la violencia política contra este sector de la población ha demostrado que dichas medidas deben ir acompañadas de estrategias legales que garanticen el ejercicio de su ciudadanía en un entorno no violento.

Lo que merecen las mujeres,

La senadora Malú Mícher destacó que el logro de estas dos grandes reformas es que, por un lado, las mujeres no son bienvenidas cuando llegan a un puesto de decisión. Dijo que había sido un camino largo y arduo para alcanzar esta meta: “Hemos llegado porque hemos llegado, no nos hemos dejado intimidar, por eso estamos donde estamos, porque es un acto de justicia, y tenemos derecho a esa mitad del cielo político que merecemos”, dijo. Añadió que las reformas son urgentes y necesarias porque las mujeres en la política están especialmente desafiadas y necesitan aliados.

Como anécdota personal, señaló que durante las negociaciones sobre las reformas ya avanzadas, un compañero senador le preguntó si la paridad significaba literalmente mitad y mitad, y cuando ella lo afirmó, el senador comentó que eso no era posible, y volvieron a empezar el proyecto.

Dijo que las mujeres necesitan establecer relaciones muy estrechas con las organizaciones internacionales y de la sociedad civil, así como con los investigadores y académicos que aportan sus conocimientos.

En defensa de todos los derechos

Por su parte, la profesora Claudia Alonso Pesado explicó que el ejercicio político no se limita a los asuntos electorales, es decir, en lo que se ha definido como derechos políticos, el derecho a participar sería una visión más rica y amplia.

señaló que en estas reformas, cuando se propone la llegada al poder desde la perspectiva de la paridad, el otro desafío es que, cuando lleguemos al poder, habrá una paridad sustancial, “en la que las mujeres a las que voto también me representen como género, y su agenda implique cambiar el equilibrio de poder, y entonces se cambiaría la política en su conjunto”, dijo.

Ordenanza

En abril de 2020 se publicó en la Gaceta Federal una ordenanza que establece un marco jurídico para prevenir, combatir, sancionar y erradicar el delito de violencia política contra la mujer por motivos de género.

Estados

En respuesta al aumento sistemático de la violencia política de género contra la mujer, siete estados mexicanos han reconocido la violencia política de género en sus constituciones (Senado Hevia-Rocha, 2020).

Violencia

En 2018 se registraron 237 ataques a mujeres políticas, incluyendo 127 intimidaciones y amenazas, 29 lesiones dolosas y 23 asesinatos (datos de Etellekt Consultores, entre otros).