Skip to content

Emilio Lozoya, ex director de Pemex, es puesto en rastreo satelital 

El localizador satelital fue colocado por los agentes federales en el tobillo de Emilio Lozoya, que tendrá que registrar la dirección donde se alojará, ya que estará libre cuando salga del hospital.

Emilio Lozoya, ex director de Pemex, es puesto en rastreo satelital 

Emilio Lozoya, ex director de Pemex, es puesto en rastreo satelital 

Ciudad de México – Por orden de los jueces, Emilio Lozoya fue equipado con un dispositivo de rastreo satelital en su tobillo este jueves. Por la tarde, funcionarios de la Secretaría y empleados de la empresa que presta servicios al Consejo de la Judicatura Federal, acompañados por un actuario y el abogado de Lozoya, Alejandro Rojas Pruneda, se dirigieron al hospital Ángeles del Pedregal, donde el ex director de Pemex yace desde el 17 de julio, para explicar el procedimiento.

Después de las discusiones en el vestíbulo, el dispositivo de rastreo pertenece a la compañía GPS Monitor y ya ha sido colocado en el tobillo de Lozoya. Se le acusa de corrupción, uso de recursos de origen ilegal, asociación delictiva y soborno, y disfrutará de libertad cuando salga del hospital porque ha prometido proporcionar a la Fiscalía General información sobre un delito supuestamente mayor que el que ha cometido.

Ya se ha quitado la correa, porque ha llegado la alarma, en cuanto se quita la correa envía mensajes de alerta, dijeron. También señalaron que el dispositivo envía alarmas en un plazo de 30 a 60 segundos, por lo que será necesario registrar una dirección donde Lozoya permanezca la mayor parte del tiempo para que puedan completar la programación del localizador desde allí. Puedes nadar con él, pero no te zambullas en una piscina ni le pones presión, dijo un instructor.

Después de ser procesado el martes por la compra de la fábrica de chatarra Agronitrogenados, un juez lo vinculó ayer también al juicio por supuestos sobornos de la empresa Odebrecht. Como resultado, se le ordenó a Lozoya que llevara un brazalete electrónico, se le prohibió salir del país, de la Ciudad de México y sus alrededores, y se le dio su pasaporte y una visa americana.

Hoy, los agentes del Ministerio entregaron una copia de la orden judicial y subieron a la habitación con uno de los abogados y empleados de Lozoya que lo vigilarán, sin mencionar la fecha de su partida: “La libertad no da felicidad a las personas, sólo las hace humanas”, anunció el proveedor del buscapersonas en su sitio web.

Ayer, el abogado Miguel Ontiveros dijo que estaban esperando que se colocara el localizador y que esperan que su cliente salga del hospital en dos o tres días. Fuera de la propiedad, la vigilancia continúa con cuatro patrullas de la Guardia Nacional.