Skip to content

Emilio Lozoya ha sido dado de alta; se le concederá la libertad condicional.

Emilio Lozoya Austin fue dado de alta del Hospital Angeles del Pedregal en Ciudad de México. Ahora disfrutará de la libertad condicional

Emilio Lozoya ha sido dado de alta; se le concederá la libertad condicional.

Emilio Lozoya ha sido dado de alta; se le concederá la libertad condicional.

Emilio lozoya Austin, ex director de Pemex, fue dado de alta en la madrugada del sábado 1 de agosto y salió del Hospital Angeles del Pedregal en la Ciudad de México, donde fue tratado por anemia y síndrome de Barret, que había sido detectado a su llegada a México desde España.

Según fuentes de la Policía Ministerial de El Universal, el acusado salió de las instalaciones bajo fuerte vigilancia de elementos de la mencionada compañía. Se espera que se dirija por primera vez a los tribunales federales del Reclusorio Norte para firmar el libro del acusado como parte de las precauciones tomadas para obtener su libertad condicional.

Su liberación estaba prevista para al menos el 30 de julio, cuando su abogado Miguel Ontiveros anunció a los medios de comunicación que su cliente permanecería en prisión dos o tres días más, período que fue fijado por los médicos del hospital privado y los especialistas de la Fiscalía General de la República (FGR).

Situación jurídica

Emilio Lozoya Austin está acusado de recibir sobornos, seguido de dos actos de investigación: el primero por la compra irregular de una fábrica de fertilizantes de desecho de Altos Hornos de México y el segundo por los sobornos recibidos de la empresa constructora brasileña Odebrecht.

El juez José Antonio Zúñiga Mendoza ordenó vincular a Emilio “L” con el juicio después de que éste estuviera presuntamente involucrado en el delito de utilización de recursos de origen ilegal en el caso que le siguió por la compra de una planta de “chatarra” identificada como agronitrogenados. Después de la primera audiencia del martes 28 de julio, en la que se le acusó de haber recibido un soborno de 3 millones de dólares de la empresa Altos Hornos de México.

Se precisó que el juez penal tomó en cuenta que el ex director de Pemex no dio lugar a debate alguno ante el delito que se le imputa en el caso Agronitrogenados, situación que el juez aceptó por cuanto el acusado se sometió a las pretensiones de la Secretaría de Gobernación, donde el mismo juez expresó en la primera audiencia que “dice” que fue utilizado como instrumento no intencional por un aparato de poder organizado.

Los jueces Zúñiga Mendoza y Juan Carlos Ramírez Benítez ordenaron que el acusado debe acudir al tribunal los días 1 y 15 de cada mes y firmar los libros de los acusados mientras se realiza la investigación complementaria. La Fiscalía General (FGR) solicitó un plazo de seis meses para llevar a cabo la investigación.

El 30 de junio, Lozoya Austin fue equipado con un dispositivo de rastreo satelital en su tobillo, según lo ordenado por los jueces como parte de las condiciones de su libertad condicional.

Cabe señalar que, según la versión ofrecida por el Consejo Judicial Federal, la Fiscalía General de Suiza (FGR) no ha solicitado la detención preventiva justificada de Lozoya Austin después de salir del hospital, a pesar de que tiene un historial de fuga.