Skip to content

Lujoso: ese fue el Grito de Independencia de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera

Durante 6 años Enrique Peña Nieto y su entonces esposa Angélica Rivera, estuvieron involucrados en diferentes controversias durante las celebraciones de la Independencia de México

Lujoso: ese fue el Grito de Independencia de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera

Lujoso: ese fue el Grito de Independencia de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera

México – Hace dos años, el ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, como líder del poder ejecutivo del país, junto con la primera dama, su actual ex esposa Angélica Rivera, lanzó su último grito por la independencia.

Las fiestas nacionales de la pareja presidencial de entonces fueron controvertidas durante sus 6 conmemoraciones (de 2013 a 2018), ya que estos eventos fueron la principal razón del descontento de la población.

Durante su primer grito por la independencia, el Presidente Enrique Peña Nieto no asistió a la cena del 15 de septiembre porque Ingrid y Manuel habían sido golpeados por dos poderosos huracanes que habían devastado varias regiones de México.

La cena en esa ocasión le costó al gobierno mexicano 17 millones 422.000 pesos, y también contó con distinguidos invitados de la clase política y empresarial del país.

Para el año 2015, casi tres años después de su mandato como presidente de México, Peña Nieto canceló la cena del 15 de septiembre. Su gobierno ya estaba involucrado en el caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, y mantuvo al país en un período de privación.

En 2016, durante el grito de independencia, los manifestantes se presentaron en el Zócalo de la Ciudad de México para exigir su renuncia.

Además de los problemas que ya afectaban al Presidente Peña Nieto, la Primera Dama, Angélica Rivera, siempre jugó un papel importante durante las Fiestas Patrias por la ostentosa vestimenta que usaba durante los gritos por la independencia.

En 2013, Rivera llevaba un vestido de encaje verde con la bandera del diseñador mexicano Benito Santos, valorado en unos 120.000 pesos.

En 2014, la Primera Dama eligió un vestuario más modesto que el del año anterior. Llevaba un diseño de Oscar de la Renta, un vestido con un top rosa fucsia y una falda azul marino por valor de 80.000 pesos.

En 2015, año de medidas de austeridad del gobierno, Angélica Rivera llevaba un vestido Imperio marfil con una camiseta de raso con medio hombro, que costaba unos 80.000 pesos y que fue diseñado por el mexicano Alejandro Carlín.

Al año siguiente, la actriz sorprendió a los mexicanos al reutilizar un vestido de encaje azul marino que había usado cuando conoció a los reyes de España en 2014.

En 2017 Angélica Rivera vestía de negro, un color que representaba el luto por el reciente terremoto en el estado de Oaxaca, que devastó varias ciudades. Este vestido fue diseñado por Kris Goyri y hecho con bordados de artistas oaxaqueños y costó unos 28 mil pesos.

Para su último grito de independencia como Primera Dama, Rivera llevaba un vestido con una amplia falda con una gran corbata en el frente y de color rojo brillante como la bandera, diseñado por Alejandro Carlín. Y aunque se supone que es un regalo del diseñador, la pieza cuesta alrededor de 42.000 pesos.