Skip to content

México todavía debe el 10% del Tratado del Agua a los Estados Unidos una semana antes de la fecha límite

Blanca Jiménez, directora de la Conagua, dijo que el cumplimiento del Tratado de Aguas Internacionales de 1944 con los Estados Unidos no es sólo una tarea del gobierno federal, sino también de los gobiernos estatales y municipales

México todavía debe el 10% del Tratado del Agua a los Estados Unidos una semana antes de la fecha límite

México todavía debe el 10% del Tratado del Agua a los Estados Unidos una semana antes de la fecha límite

México – Una semana antes de la fecha límite establecida por el Acuerdo Internacional del Agua de 1944, México todavía debe a los Estados Unidos el 10 por ciento de toda el agua que debe entregar anualmente a la presa de La Boquilla debido a los conflictos entre los agricultores y el gobierno del estado de Chihuahua.

Según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), México aún debe el equivalente a 230,5 millones de metros cúbicos a los Estados Unidos, lo que representa el 89,3 por ciento del total de agua que debe ser suministrada según lo estipulado.

El contrato de agua estipula que cada cinco años México debe entregar unos 2.160 millones de metros cúbicos a los Estados Unidos por los ríos que comparten en la frontera, aunque los mexicanos reciben casi cuatro veces más: 9.250 millones de metros cúbicos.

Blanca Jiménez señaló que el incumplimiento del Tratado Internacional del Agua no sólo es un problema del gobierno federal y de la Comisión de la Conagua que encabeza, sino también un problema de los tres decretos gubernamentales que deben trabajar en conjunto para entregar el agua a los Estados Unidos.

Tenemos varios “Plan b” que cumplir, porque como estado mexicano este no es un problema del gobierno federal, sino un problema de los tres decretos gubernamentales, es un problema de todos los estados. En otras palabras, como estado mexicano no creemos que no cumpliremos”, dijo Blanca Jiménez.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obardor, ha afirmado en varias ocasiones que el conflicto por el agua en la presa de La Boquilla es exclusivamente una cuestión de “politización”, pero los agricultores de Chihuahua afirman que están marginados en la entrega de agua para sus cultivos.

El sector agrícola de Chihuahua extrae el 30 por ciento de su agua de la presa para mantener su ciclo de cosecha y, según las previsiones, los campesinos no recibirán su parte completa el año próximo cuando se entregue el agua que México debe a los Estados Unidos.

No tenemos agua, y ahora no podemos permitir que se tome ni un solo litro de agua de la presa de La Boquilla porque cualquier cantidad de agua que salga nos afectará directamente en nuestro programa de cosecha para el próximo año”, dijo uno de los principales agricultores de Chihuahua.

La presa de La Boquilla, la más importante del estado y del Acuerdo, ha sido un campo de batalla desde septiembre cuando la esposa de un granjero fue asesinada en una protesta de la Guardia Nacional.